En general, las viviendas están asociadas a dos tipos de riesgos: la Responsabilidad Civil (los daños que tú provocas como dañar al vecino o a una persona o un carro si se te cae una maceta, entre otros) y los relacionados con tu propio patrimonio (que te roben los muebles, un incendio, una inundación, entre otros). Los seguros de hogar tienen a su vez dos grandes conceptos:  El primero equivale al valor de construcción (excepto suelo) que costaría reconstruir esa vivienda si hubiera una destrucción total y el valor de las cosas que tienes dentro. Para ambos cálculos el seguro te va a ayudar.

Te puedes proteger individualmente de los diferentes riesgos asociados a tu hogar, pero lo más eficaz sería buscar asesoría a través de Luis Zaiek Corredores de Seguros. La oferta es muy amplia y lo que te conviene es contratar aquella que incluya las coberturas que vayas a necesitar.

En general, los seguros del hogar suelen incluir:

 

  1. Incendio y/o rayo.
  2. Terremoto y/o Temblor de tierra.
  3. Ciclón, huracán, tornado y manga de viento.
  4. Daños por agua a consecuencia de ciclón.
  5. Explosión.
  6. Motín, huelga y daños maliciosos.
  7. Daños por naves aéreas y vehículos terrestres.
  8. Daños por humo.
  9. Inundación.
  10. Colapso y/o daños a la estructura.
  11. Daños por agua accidental al 100%.
  12. Remoción de escombros.
  13. Robo con escalamiento y/o violencia al 100%.
  14. Cobertura frente a daños ocasionados a terceros y a la propiedad ajena, protección de tus equipos electrónicos, cobertura al titular con el plan funeral y de exequias​.
  15. Asistencia inmediata​ para los servicios básicos de tu hogar (emergencia por plomería, electricidad, etc.).

 

Puedes solicitar más información contactando con nuestro departamento de servicio al cliente escribiendo al correo This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

Síguenos en:

icon

Twitter

icon

Facebook

icon

LinkedIn